La madera y sus emociones

La madera, al igual que los pensamientos, produce emociones. Ese poder es el que nos permite escogiendo la variedad adecuada crear ambientes tan variados.